Así es la primera botella de vino inteligente


9 abril 2016
Por
Buen Gusto

¿Creías haber visto todo sobre artefactos culinarios? Estoy convencido de que no. El mundo de la tecnología gastronómica acaba de ver nacer la última hazaña de la industria agroalimentaria: la botella de vino inteligente.

Ahora ya puedes ver tu película favorita mientras conectas tu botella de vino a la Smart TV a través de la conexión wifi. En la norteamericana ciudad de Boston, un grupo de iluminados ha querido dar un impulso potente a su negocio del vino, aunque estoy casi convencido de que el tiro les saldrá por la culata.

El invento es bien simple. En tus manos tienes una botella completamente opaca, imposible ver la cantidad de vino que hay en el interior. Resulta que para ponerla en funcionamiento has de emplear un cartucho que tiene patentado la marca en cuestión, algo así como lo que hacen los de la manzana con sus teléfonos.

Este cartucho mantendrá la botella a la temperatura ideal y permitirá que el vino se mantenga con buen sabor durante un mes. En la cara de la botella, te aparece una pantalla táctil en la que ya se te indica cuanto vino queda en el interior, todo un detalle.

Además podrás saber el tipo de vino tienes entre manos, su añada, su uva y, con el tiempo, imaginamos que el número de la seguridad social del vendimiador, la raza de abejas que permiten la polinización e incluso el club de alterne más cercano al viñedo.

Horno DGC 6800 AM: ¿estás preparado?

La cocina perfecta sin duda debe tener un horno de fácil manejo, con resultados...

Buenos Aires: añorará regresar

En Latinoamérica, pocas ciudades tienen el tono cultural y arquitectónico de Buenos Aires o...

Disaronno: un amaretto… de cachemir

El característico diseño de Etro y estos hermosos colores envuelven la inconfundible botella de...

Roberto Pretelt: «Como carne con un buen ron»

Yo nací en Colón, de padres colombianos, y me crie en Panamá. Soy ingeniero...

La guerra sigue en Vietnam… y es por el pho

«Los americanos tuvieron muchas oportunidades de terminar la guerra y no aprovecharon ni una;...

Vamos a amarnos despacio en Roadster’s Diner

En Roadster’s Diner no valen los apuros, mucho menos la precocidad. Para disfrutar de...