Redes sociales favoritas de restaurantes agrupan a más de 2 mil 700 millones de usuarios


29 agosto 2016
Por
Harrys Rondón @harrys74

Estos medios son terreno fértil para hacer de los restaurantes, bares y cafés un negocio altamente rentable, siempre y cuando se usen de un modo profesional, adecuado y estratégico

Desaprovechar el positivo –y medible– impacto de las redes sociales en el crecimiento de un restaurante podría catalogarse hoy día de pecado capital. En entrevista exclusiva para Buen Gusto, desde la ciudad de Miami, la experta Grissel Montiel  (@Grimonti)se extiende en el tema de la gastronomía en redes sociales.

Esta tendencia podría denominarse la revolución de los restaurantes en estos espacios predilectos para audiencias cada vez más motivadas a compartir sus experiencias culinarias. A ellos ingresan necesitadas de conocer, de primera mano y a través de sus dispositivos móviles, la oferta culinaria que tienen a disposición.

Con el aval de su actual responsabilidad como directora de Social Media de una exitosa agencia al sur de la Florida, especializada en el manejo de campañas digitales y redes para el sector gastronómico, Montiel explica que las redes más apropiadas para un restaurante son indiscutiblemente las visuales, entre ellas Instagram, Facebook, Pinterest y Snapchat. Por el contrario, afirma, Twitter y los blogs han perdido terreno como opción para promocionar un negocio de comidas.

Se recomienda publicar fotografías de platos sin maquillar, tal cual como se sirven en el local. Foto: restaurante Bonsai Sushi Bar.

Usar las redes para estos fines, sin embargo, es algo que muy por el contrario de lo que algunos suponen, no se improvisa, o no debería. La social media manager destaca que la mejor hora para publicar contenidos depende del tipo de negocio que emprende cada restaurante, si se trata de desayunos, almuerzos o cenas.

«Lo ideal es publicar justo una hora y media antes de cada servicio, una decisión ligada al comportamiento del ser humano y sus necesidades de alimentarse». Montiel expresa que una persona en promedio desayuna entre las 7:30 y las 8:30 de la mañana; si el fuerte del negocio es el almuerzo, lo mejor es publicar imágenes y contenidos sobre las 10:30 de la mañana porque ese potencial cliente ya está planificando qué y dónde podría ser su almuerzo.

Para Montiel, las fotografías deben ser llamativas y reales. «No tiene sentido poner filtros y editar profesionalmente las imágenes que el establecimiento comparte con su comunidad en estos espacios. Lo ideal es publicar fotos reales, sin perder la estética. Una vez que logramos llevarlos al sitio, a la gente le gusta ver en el plato que le sirven exactamente lo que se promueve por las redes. De nada vale que usted maquille en exceso una foto, si su comida, emplatada frente al comensal, luce diferente. Eso es un error que el cliente le va a reprochar en el local y seguramente a través de un comentario en sus propias redes».

La explicación es simple, argumenta Montiel: el cliente va con expectativas y al no cumplirlas se siente altamente decepcionado, lo exprese o no. Las fotos deben ser claras y se recomienda que sean tomadas en la medida que se pueda con luz natural, no con flash. «El flash de un teléfono, por ejemplo, es el enemigo número uno de la comida», alerta.

Montiel es una ciberperiodista venezolana con más de 10 años de experiencia en medios sociales para sectores profesionales. Ha sido consultora y profesora universitaria, con estudios en marketing digital y periodismo.

–¿Qué tipo de contenidos son los más recomendables para los restaurantes?

–Los contenidos dependen de los objetivos de la marca. En primer lugar se informa sobre los horarios de trabajo y los servicios adicionales que ofrece el negocio, más allá de las comidas: si son delivery, formas de pago, si tienen valet parking, wifi y zona de entretenimiento para niños, entre otros.

Ofrecer información específica tiene que ver con el fuerte del negocio. Si son especialistas en desayunos, almuerzos o cenas; si venden alcohol. En ese sentido se deben publicar fotos provocativas con contenidos creativos invitando a la gente a disfrutar de su oferta gastronómica.

El trabajo de los restaurantes en las redes no debe ser improvisado, sino planificado minuciosamente. Foto: cortesía Comunidad IEBS.

Adicionalmente –agrega Montiel–, hay un tipo de información que podría llamarse fría y que tiene que ver con la publicación de los valores como empresa, el tipo de ingredientes que usan, si se utilizan materiales reciclables en los envoltorios para llevar, si apoyan alguna causa social o a productores locales y compartir alguna receta especial del chef. «Todo esto con el propósito de no aburrir al cliente, no venderle directamente todo el tiempo y aportar información que muchos agradecen por considerarla valiosa».

Sobre un aspecto crucial en el entorno digital como la medición, Montiel reivindica su importancia estratégica y apunta que cada red social tiene sus propias herramientas. «Lo importante es qué tipo de información se mide y con qué propósito. Más allá de los comentarios y los likes, que son muy fáciles de hacer, debe dársele mucha importancia a los compartir porque eso denota un real interés de la persona en los contenidos que se publican».

Paraíso fértil

Explica que cada 15 días se debe realizar un informe con las quejas y halagos que recibe el negocio en las redes. De tal manera que si surgen comentarios recurrentes sobre un mal servicio, se tomen los correctivos a tiempo, así como sobre los halagos, para tener claras las fortalezas.

«No hay que perder de vista que al final los restaurantes valoran con gran interés lo que otros dicen de la comida, del servicio y del ambiente», agrega la social media manager venezolana.

Independientemente del uso que cada establecimiento decida dar a su presencia en las redes, los acontecimientos y experiencias de marcas exitosas en el sector indican que las empresas pueden aprovechar de manera sorprendente las ventajas y particularidades de estas plataformas, mediante su presencia estratégica en ellas y haciéndolo de un modo profesional, lo que a su vez atraerá usuarios (que podrían transformarse en clientes), para hacer crecer sus marcas, de nuevas y atractivas formas.

Cada plataforma tiene características distintas que deben conocerse para tener éxito. Foto: cortesía Pixabay.

Cada plataforma tiene características distintas que deben conocerse para tener éxito. Foto: cortesía Pixabay.

Gastronomía en redes sociales

Sofia Pichihua, profesora de periodismo digital, publicó en Clases de Periodismo un informe sobre las redes sociales más importantes. En el balance se aprecia que Facebook sigue a la vanguardia con 1.366 millones de usuarios. Lo siguen Twitter con 829 millones, Instagram 300 millones, Snapchat 200 millones y Pinterest 70 millones. Estas cifras se refieren a usuarios activos.

Si se toman en cuenta las recomendaciones de la social media Grissel Montiel, más los datos aportados por la especialista en periodismo digital Sofia Pichihua, estamos en presencia de un paraíso fértil para hacer de los restaurantes un negocio altamente rentable, siempre y cuando las redes se utilicen adecuadamente.

Puede que haya una línea muy delgada entre el uso eficiente e inteligente de estos medios y la ruina de un emprendimiento. Una red social bien gestionada sin duda visibilizará una marca ante sus clientes, pero grandes y sostenidos errores en su utilización pueden enterrar el negocio.

Horno DGC 6800 AM: ¿estás preparado?

La cocina perfecta sin duda debe tener un horno de fácil manejo, con resultados...

Buenos Aires: añorará regresar

En Latinoamérica, pocas ciudades tienen el tono cultural y arquitectónico de Buenos Aires o...

Roberto Pretelt: «Como carne con un buen ron»

Yo nací en Colón, de padres colombianos, y me crie en Panamá. Soy ingeniero...