Miele: un estilo de vida


13 octubre 2016
Por
Angelina Socorro

Nuevo 'Experience Center' en Panamá que busca conectarse con las necesidades reales del consumidor y ofrecerles experiencias con resultados que hagan su vida más fácil. Está ubicado en el Royal Plaza de Costa del Este, avenida Centenario

La frase immer besser –traducido del alemán– significa siempre mejor y es el eslogan que identifica a Miele, una marca alemana con más de 100 años en el mercado.  En 1916 ya ofrecía 10 años de garantía en sus electrodomésticos. Así de seguros estaban de la calidad de sus productos.

Fuimos testigos de esto, al ver en perfecto estado una lavadora de madera y hierro, cuya fabricación data de 1910. La lavadora llamada N.º 40 de Miele, con más de un siglo, sigue funcionando.  Forma parte del museo de esta marca legendaria que acaba de inaugurar en Panamá su Experience Center, un espacio concebido para que el cliente viva la experiencia de conocer y disfrutar lo que fabrican.

Foto: Betty Luis Fernández.

El ‘Experience Center’ de Miele está pensado para facilitar la vida de las personas. Foto: Betty Luis Fernández.

El gerente de Venta para Latinoamérica, Mario Fonseca; el director de Exportación, Athman Lakhlifi, y la gerente de Marca, María Eugenia de Martin, fueron los anfitriones durante un recorrido ofrecido a los medios de comunicación en su show room. Mostraron de cerca sus productos: una combinación de última tecnología, con la belleza y modernidad de sus diseños, que hacen que cada pieza parezca parte de la decoración de una casa.

Un estilo de vida

Miele va mucho más allá de tecnología y belleza. Su intención es conectarse con las necesidades reales del consumidor y ofrecerles experiencias con resultados que hagan su vida más fácil. Sus productos permiten, de una forma sencilla, hornear esa receta de la abuela que es una tradición para la familia, cuidar el lavado de su ropa más preciada, lograr el café más espumoso y delicioso o simplemente guardar a la temperatura perfecta ese vino que compartirá con los amigos.

Experiencia. Momentos únicos. Disfrute. Pasión por la marca. Eso es Miele y así se vivió en su Experiencie Center. Contó con la presencia del chef Felipe Milanés, quién cocinó deliciosos aperitivos, horneó pan y preparó hamburguesas, todo en minutos gracias a la tecnología de este icono alemán en electrodomésticos.

Los creadores de Miele

Carl Miele y Reinhard Zinkann, creadores de la marca en 1899, tal vez no imaginaron el alcance y permanencia que tendría. De su primer producto, una centrifugadora que separaba la leche de la crema para elaborar mantequilla, surgieron 44 rangos de diferentes productos, 48 establecimientos manejados por los descendientes de esta empresa familiar y 50 subsidiarias en diversas partes del mundo.

Aspiradoras Miele: máxima potencia, diseño funcional y durabilidad a toda prueba. Foto: Betty Luis Fernández.

La marca ha obtenido innumerables premios que la certifican con los más altos estándares de calidad y durabilidad. Sus productos están testeados para tener una vida útil de más de 20 años y muestra de ello es la lavadora N.º 40, que en el show room está colocada frente a una moderna máquina transparente, llena de colores, que parece traída del futuro y que no es otra cosa que su versión 2016. Una manera de mostrar que Miele es siempre mejor.

Horno DGC 6800 AM: ¿estás preparado?

La cocina perfecta sin duda debe tener un horno de fácil manejo, con resultados...

Buenos Aires: añorará regresar

En Latinoamérica, pocas ciudades tienen el tono cultural y arquitectónico de Buenos Aires o...

Disaronno: un amaretto… de cachemir

El característico diseño de Etro y estos hermosos colores envuelven la inconfundible botella de...

Roberto Pretelt: «Como carne con un buen ron»

Yo nací en Colón, de padres colombianos, y me crie en Panamá. Soy ingeniero...

La guerra sigue en Vietnam… y es por el pho

«Los americanos tuvieron muchas oportunidades de terminar la guerra y no aprovecharon ni una;...

Vamos a amarnos despacio en Roadster’s Diner

En Roadster’s Diner no valen los apuros, mucho menos la precocidad. Para disfrutar de...