Robin Durán: el duro sabor de la naranja


28 agosto 2017
Por
Merlyn Lossada para Mendó Magazine

A la hora de comer, Robin tiene un gusto amplio. Le gusta la cocina panameña, italiana y japonesa; le gustan las carnes, los vegetales y la lista sigue. Se considera un 'foodie'

Las calles panameñas reconocen a Robin Durán por distintos motivos. Para los jóvenes, es una figura pública cada vez con mayor exposición como modelo (embajador de Óscar de la Renta), presentador de televisión y actor de teatro y cine.

Foto: Betty Luis Fernández.

Foto: Betty Luis Fernández.

A nuestro paso por el Casco Antiguo, una niña de 8 años se le acercó para que su abuela le tomara una foto con él, mientras alguien, a modo de saludo, le gritó: «¡Epa, Kimura!», la película que protagoniza y que se exhibió durante la última semana de enero en el país. También participó como productor y actor en la película Manos de Piedra, y pronto estrenará la cinta Más que hermanos. Kimura estuvo nuevamente en cartelera desde el 20 de marzo de 2017, en el marco del Festival Internacional de Cine de Panamá.

Robin Durán no improvisa

«En lo personal y laboral me considero polifacético. Tengo 2 hijos que son una prioridad, pero hasta ahora he podido disfrutarlo todo. Me gustan la fotografía, el deporte, los autos, la cocina. En relación con el trabajo, tengo la enorme suerte de que me encanta cada aspecto de lo que hago y como no me gusta improvisar me dedico y me formo. Sé que no siempre podré hacerlo todo, pero por ahora lo estoy gozando».

Cariño por partida doble

Muchas personas mayores le extienden el afecto que sienten por su padre, Roberto Durán, una de las más grandes y queridas figuras del país. «Qué gusto verlo. Yo conozco a su papá; cuando ambos éramos niños, fuimos vecinos. Le tenemos mucho cariño, igual que a usted», le dijo —embelesada y en tono maternal— una señora con apariencia de haber superado hace rato los sesenta años.

Además de agradecer, Robin atiende amablemente a todo el que se le acerca. «Con los más jóvenes, sobre todo con los niños, ya me he acostumbrado a que se acerquen por mí. Los mayores lo hacen por mi papá. En todos los casos lo agradezco y lo valoro. Es un orgullo».

Foto: Betty Luis Fernández.

Foto: Betty Luis Fernández.

Agua fría y naranjas navel (injertadas) fue lo único que pidió durante la sesión fotográfica. «Se pelan fácilmente y no tienen semillas. Es mi fruta favorita, las como a diario. A veces las congelo sin la piel y es como un durito, pero aun mejor. Soy fanático de esas naranjas desde siempre; también del chocolate».

Conociendo esta otra debilidad, servimos de intermediarios para entregarle un regalo de Oro Moreno: una caja muy especial de bombones que lleva grabada en letras doradas la frase «Panamá en un bombón». No esperó para abrirla.

Cocinero y foodie

Hemos visto a Robin como invitado especial en programas de cocina como Soy Rachel, soy foodie y hasta en Top Chef Panamá. También es embajador del restaurante 9 Reinas, del Hotel Central Panamá. Puede que sea algo de familia: su padre está por reabrir La Tasca de Durán en Obarrio.

«Me gusta cocinar, preparo de todo, pero nunca había cocinado con tanto estrés como en Top Chef; por fortuna a los jueces les gustó lo que preparamos. En cuanto a comer, también tengo un gusto amplio. Me gusta la cocina panameña, italiana, japonesa; me gustan las carnes, los vegetales y la lista sigue. Puedo concluir diciendo que me considero un foodie».

Horno DGC 6800 AM: ¿estás preparado?

La cocina perfecta sin duda debe tener un horno de fácil manejo, con resultados...

Buenos Aires: añorará regresar

En Latinoamérica, pocas ciudades tienen el tono cultural y arquitectónico de Buenos Aires o...

Disaronno: un amaretto… de cachemir

El característico diseño de Etro y estos hermosos colores envuelven la inconfundible botella de...

Roberto Pretelt: «Como carne con un buen ron»

Yo nací en Colón, de padres colombianos, y me crie en Panamá. Soy ingeniero...

La guerra sigue en Vietnam… y es por el pho

«Los americanos tuvieron muchas oportunidades de terminar la guerra y no aprovecharon ni una;...

Vamos a amarnos despacio en Roadster’s Diner

En Roadster’s Diner no valen los apuros, mucho menos la precocidad. Para disfrutar de...