Ay Mi Negra
Ice cream rolls, waffles pop y crepes para disfrutar


31 marzo 2017
Por
Miriam López

Un toque de sabor original para los amantes de las preparaciones deliciosas e irresistibles

«Ay Mi Negra está basada en la leyenda de la Negra del Casco… Aquella negrita que llegó al Casco Antiguo panameño con unas recetas que alegraban a los residentes del área y que un día se fue, dejando un cofre con los secretos de sus sabores. Los sabores de los productos que consigues en ¡Ay Mi Negra!». Mejor no pudieron contarnos la historia.

Cuando uno entra no sabe si grabar un video tras otro, o quedarse atónito viendo cómo preparan los ice cream rolls. Es divertido y curioso a la vez.

No hay una forma precisa de describir con palabras lo que se siente al saborear un ice cream roll hecho frente a uno mismo, desde cero, de la forma más artesanal imaginable y con una presentación, más que apetitosa, genial.

Foto: Betty Luis Fernández.

Foto: Betty Luis Fernández.

Ay Mi Negra tiene un menú pequeño, pero que brinda variedad de sabores, tipos de dulces con sabor a divinidad y presentaciones innovadoras de más.

Los helados. Bueno, helados no, ¡ice rolls!

Tienen 8 tipos de sabores, que van rotando y que pueden ser más, según lleguen sabores más adictivos. Como por ejemplo, el nuevo sabor —esto es una primicia al mejor estilo Buen Gusto— que viene en abril: Brownies Ice Rolls. ¡Oh, dulce tentación!

Los más pedidos son el Dúo Dinámico, que tiene su base de cookies & cream con fresas trituradas y 3 toppings (como todos los helados que ofrecen) sin costo adicional.

El Kinder Addict, a base del famoso chocolate Kinder Bueno y la atesorada Nutella, es como un viaje de cremosidad y sabor celestial. Y sí, es adictivo. Particularmente, este nos gusta con malvaviscos tostados. Una sola palabra: épico.

Foto: Betty Luis Fernández.

El premio perfecto después de un día de trabajo, o una dulce ocasión especial. Foto: Betty Luis Fernández.

¡María, Maríaaaaa! Nos rendimos. Queremos poder transmitirles el dulce sabor de esta mezcla ideal. Galletas María con leche condensada. ¿Se puede pedir más?

Además están el Crazy Rainbow, lleno de color y un crunchie único del Frutty Pebble, que va perfecto con la leche condensada. Otras exquisitas opciones son el clásico Cookies and Cream y el Berry Berry, para los fanáticos de la fresa natural y de las fresas con crema.

Por último, pero no menos deliciosos, hay 2 combinaciones de sabor y texturas que se las traen, y que deben probar: Crunch Love (Cinnamon Toast Crunch) y Waffle Smash (Waffle cereal y malvaviscos).

También existe la posibilidad de pedir un Taylor Made, que es un helado con lo que deseen ponerle, cualquier topping o mezcla. Esta creación queda a la discreción del comensal más particular.

Los Waffle Pops

Imaginen que pueden comerse un waffle recién hecho, calientito, presentado como una paleta. ¿Lo imaginaron? Pues así es.

Un waffle recién preparado que se puede acompañar con Nutella, dulce de leche, sirope de miel. Y para los gustos más sensuales, la mezcla de fresas con Nutella es de otro nivel.

Crepes que irresistiblemente hay que atreverse a devorar:

  • El irresistible: para muchos, será el favorito. De nuevo, una sola palabra: Nutella.
  • Atrévete: es una de las 3 crepes, que lleva la compañía de fresas y dulce de leche.
  • Devórame: ¿para qué decir más? Esto se sirve con banano y más Nutella. Es en serio.
Ay Mi Negra tiene Mendó de sobra. Foto: Betty Luis Fernández.

Hay que decirlo…

El ambiente cuando uno se acerca al local ya va cambiando. Se ve la gente entrando, eso si no hay gente esperando para entrar. Gente que sonríe, que disfruta su trabajo, un equipo atento a servir helados frescos, naturales y lo más puros posibles, nada de congeladores o productos guardados por días. Así es el crew y la esencia de Ay Mi Negra.

Los precios son más que buenos. Se puede ir a disfrutar cualquiera de estas delicias y tener un presupuesto de entre 4 y 6 dólares.

Está abierto todos los días desde las 12 del mediodía hasta las 10 de la noche, en el Casco Antiguo, en la Avenida B, Casa Pérez, al lado izquierdo de Tántalo, o diagonal a Siroco.

Si les gustaron las fotos tanto como a nosotros, no van a creerse la calidad de estos helados artesanales cuando los prueben.

Artículos relacionados:

Marula: una oportunidad diferente

Horno DGC 6800 AM: ¿estás preparado?

La cocina perfecta sin duda debe tener un horno de fácil manejo, con resultados...

Buenos Aires: añorará regresar

En Latinoamérica, pocas ciudades tienen el tono cultural y arquitectónico de Buenos Aires o...

Roberto Pretelt: «Como carne con un buen ron»

Yo nací en Colón, de padres colombianos, y me crie en Panamá. Soy ingeniero...